icon-blog Factory 5 Mar '18

Mydibel construye el futuro con una nueva planta

Dany Bossuyt, Simon Voet y Carlo Mylle, las personas del equipo del proyecto para la nueva planta de Mydibel, no se dejan atrapar fácilmente para una entrevista. La construcción tiene que avanzar, la planificación es rígida. Pero una vez sentados alrededor de la mesa, no paran de contar. Sobre maquinaria, conductos y cables, pero también sobre sostenibilidad, rentabilidad y la importancia del trabajo en equipo. Lea con nosotros.

El equipo del proyecto, responsable para la nueva planta de producción de Mydibel, cuenta con cuatro miembros: Carlo Mylle es miembro de la dirección y junto con su hermano Bruno es accionista de Mydibel. Dentro de la organización tiene la responsabilidad de todas las inversiones a largo plazo. Dany Bossuyt es ingeniero de proyectos y se dedica a todos los aspectos de construcción y el departamento de empaque, mientras el ingeniero de proyectos Simon Voet se concentra en el proceso y la producción. Henk Vandenbulcke por su parte es responsable por las instalaciones eléctricas y la automatización.

"Es fantástico ver realizados nuestros planes."

En este momento están finalizando la construcción de una nueva planta. ¿Cuál era la razón por esa ampliación?

Carlo: "Queremos seguir el crecimiento orgánico de nuestros clientes. Los últimos años siempre alcanzamos la capacidad máxima para papas fritas y especialidades de papas cortadas. Entonces hay que invertir. El mercado crece, y nosotros con él. Antes ya operamos dos líneas para productos cortados, pero la línea más vieja necesitaba ser renovada. Esta será sustituida completamente por una línea nueva con una capacidad mucho mayor. La segunda línea sigue existiendo, pero en el futuro también queremos ampliarla para aumentar la capacidad. Esto está previsto en el plan maestro."

Simon: "La línea renovada ofrece muchas más posibilidades para nuestros especialidades cortadas de papas, en cuanto a formas y revestimiento por ejemplo. Así que no solamente las papas fritas la aprovechan."

Se amplía la planta existente, o se construye un edificio completamente nuevo?

Dany: "Elegimos renovar la planta existente y a la vez ampliarla colocando por delante una nueva nave de producción con dos pisos. El edificio existente es de 1988. El techo entero tendrá una cúpula, así que tendrá la misma altura que el edificio nuevo. Todos los conductos, cables etc. serán incorporados en esta cúpula. Así la nave de producción queda organizada, fácil de supervisar e higiénica."

¿Qué son los mayores desafíos de este proyecto?

Dany: "Ya que incorporamos el edificio vejo en el nuevo, no tenemos que parar la producción." Hacemos todas las obras sin afectar a la producción, hasta el momento de cambio. Eso es una ventaja pero no es siempre evidente. Un ejemplo: en la parte vieja todos los conductos existentes y las escaleras de cables tienen que desaparecer después. Así se verán solamente máquinas de producción con un mínimo de conductos y tuberías. Por la cúpula extra en el techo podemos incorporar más fácilmente todas las instalaciones técnicas, pero eso tenemos que prever desde ya. No es nada fácil."

Ustedes acaban de regresar de los Estados Unidos. ¿Cuál era el motivo del viaje?

Carlo: "Hemos ido a mirar maquinaria de algunos proveedores. Queremos revisar y aprobar todas nuestras adquisiciones antes del embarque. Impresionante como todo en los Estados Unidos se centra en grande, más grande, lo más grande. Eso no solamente aplica a la Coca-Cola que se pide, pero también a la maquinaria. Pieza por pieza de calidad y fuerte. Para nuestra nueva línea de producción trabajamos según el principio de 'best in class'. Eso significa que no compramos la línea entera de un proveedor, sino que evaluamos por departamento que maquinaria está disponible en el mercado. Al final escogemos las mejores y más avanzadas técnicas que ofrecen la mayor cantidad de posibilidades y que son a la vez energéticamente eficientes."

Dany : "Nuestra filosofía de Fábrica Verde es el hilo conductor en todas nuestras inversiones. Siempre buscamos un equilibrio entre sostenibilidad y rentabilidad. En este proyecto no es diferente."

La construcción nueva lleva a una ampliación de capacidad de producción impresionante. ¡Cuente!

Carlo : "Hoy en día tenemos una capacidad de 150.000 toneladas en papas fritas y especialidades de papas cortadas. Gracias a la ampliación podemos producir hasta 120.000 toneladas extra, lo que hace posible una capacidad máxima de 270.000 toneladas. Este crecimiento será gradual. El arranque de la nueva fábrica está previsto para julio 2017. Para octubre 2017 queremos tener operativa la capacidad planificada. Evidentemente esta ampliación también genera más empleo. Buscamos mucho nuevo personal, tanto para la producción como para el empaque. Las vacantes están en línea!"

¿Este aumento de producción puede ser respondido fácilmente por los otros departamentos?

Carlo: "Los últimos años invertimos enormemente para responder al aumento en la capacidad de producción. Tratamiento de aguas, logística, recepción de papas, almacén, cadena de proveedores: todo se adaptó según el plan maestro. Estamos listos para el próximo paso. Hasta ahora todas las fases del proyecto eran visibles: el edificio, la maquinaria, los conductos ... Puede ver cómo pasa todo. Con la automatización y la programación entramos ahora en la última fase que es invisible. Eso conlleva nuevos desafíos."

Simon: "La programación de la línea de producción se puede comparar con la instalación de un piloto automático. Evita que uno tenga que configurar todos los parámetros manualmente. Para eso dibujo primero las pantallas de mando y luego mando un equipo de programadores que tienen que elaborar todo en la práctica."

Carlo: "A parte de la programación el hardware de la automatización es fundamental: construcción de pantallas, paradas de emergencia, seguridad eléctrica. Eso es el trabajo de Henk. Él ha tenido que esperar hasta el último momento y recién ahora puede entrar en acción. Ese trabajo no se puede subestimar. Para todas las fases en este proyecto, desde la programación hasta el cableado, apelamos a proveedores externos con los que llevamos trabajando años. Eso es típico para Mydibel. Siendo una empresa familiar damos mucha importancia a buenas y largas relaciones basadas en confianza mutua."

¿Qué es su mayor orgullo hasta ahora?

Carlo: "Llevamos año y medio con la ingeniería, planificación, discusiones, reuniones. Y ahora el edificio se está construyendo. Nuestros planes se vuelven realidad. Es algo para enorgullecerse. Pero las palmaditas no son solamente para nosotros. Hay un equipo entero detrás de nosotros, tanto personal interno como externo que trabaja hacia el mismo objetivo. Mydibel es conocido mundialmente como especialista en la oferta amplia de productos de papa. Gracias a las líneas compatibles y flexibles en la fábrica nueva podemos apostar al máximo por esta fuerza y ofrecer muchas nuevas posibilidades en los años que vienen. Así seguimos invirtiendo en el futuro."