Junto con sus socios agrícolas, Mydibel aborda el reto de la prohibición del CIPC

A partir del próximo 8 de octubre, el uso de la sustancia activa Clorprofam (CIPC) como inhibidor de la germinación de las patatas estará estrictamente prohibido en todos los Estados miembros de la Unión Europea. Esta decisión adoptada por la Comisión Europea cierra el debate sobre los riesgos sanitarios generados por esta molécula.

Esta prohibición disminuye el Límite Máximo en Residuos (LMR) de 10 ppm a 0,01 ppm, es decir, el límite de detección.

Pero, debido a la permanencia de la molécula y su amplio uso durante las campañas de almacenamiento de las últimas décadas, el sector europeo de la patata ha presentado una solicitud para aumentar -de forma temporal- el límite máximo de residuos en los tubérculos. Esta solicitud, encaminada a obtener un LMR-t fijado entre 0,3 y 0,5 ppm, permitiría evitar un escenario catastrófico para el sector debido a la contaminación histórica.

A la espera de que se estudie la cuestión y la Comisión Europea se pronuncie, Mydibel mantiene una comunicación proactiva transparente con sus socios agrícolas y los prepara para gestionar la retirada progresiva del Clorprofam.

Por ello, para hacer frente al reto de la nueva campaña de conservación, Mydibel incita a sus socios agrícolas a respetar algunos puntos importantes en cada nuevo contrato:

  • Prohibición de tratar las patatas con CIPC a partir de la cosecha de 2020 y obligación de cumplir con la legislación vigente
  • Limpieza a fondo de los almacenes y equipos que hayan estado en contacto con el CIPC
  • Deber de información sobre los esfuerzos de limpieza


Por otra parte, Mydibel también cumplirá estos nuevos requisitos procediendo regularmente a una limpieza en profundidad de sus propios edificios y equipos. La empresa trabaja con Belgapom y con las autoridades para elaborar un sistema de muestreo representativo.


En consonancia con sus valores de transparencia colaborativa y sostenibilidad, Mydibel se mantiene estrechamente informada y se comunica con sus socios sobre la situación en tiempo real. Por otra parte, Marc Van Herreweghe, CEO de Mydibel y Presidente de Belgapom, participa en los numerosos debates en torno a la cuestión del CIPC. Está en contacto directo con la EUPPA y Europatat, que están en conversaciones con la Comisión Europea.

Mydibel desea apoyar a sus socios agrícolas en las futuras campañas de conservación de las patatas.